Suscribirse: Artículo | Comentarios

“Bocaíto Luisito” cumple 40 años

  • Calamar, picadillo de cebolla, pimiento verde y rojo, mayonesa y, como colofón, una gamba son los ingredientes confesables de el ‘bocaíto’ más picante de Madrid

Luisito Salsa picante pisto ali oli y gambas_

Hace 40 años Luis Benavente se propuso un objetivo: elaborar el bocaíto más picante de todo Madrid. En torno a la icónica barra de Bocaíto, el fundador de  este restaurante de la madrileña calle Libertad con más de cincuenta años de historia, se dedicó a probar y experimentar con sabores y texturas hasta dar con la fórmula exacta y crear el Bocaíto Luisito.

Calamar, picadillo de cebolla, pimiento verde y rojo, mayonesa y, como colofón, una gamba son los ingredientes confesables de este bocaíto. A todos ellos hay que añadir el más especial y que hace único este plato: la salsa Luisito, cuya fórmula sigue siendo secreta.

“Sólo podemos decir que está hecha a base de cayena y ojo de perdiz y que quien la elabora ha de ponerse mascarilla porque es demasiado picante”, aseguran  Chris y Paco Bravo, miembros de la tercera generación al frente del restaurante. Y destacan: “Desde que nuestro tío abuelo lo creó hace 40 años, el Bocaíto Luisito, es uno de los bocaítos que siempre ha estado en carta y se sigue preparando  como él lo ideó: en barra a la vista del cliente y al momento”.

 _MG_7442 - copia

Bocaíto, más de cincuenta años de buena gastronomía

A comienzos de los sesenta, Luis Benavente decidió emprender carrera en el mundo gastronómico. Para poder ofrecer la mejor calidad a un precio asequible para todos los bolsillos, el empresario decidió abrir un establecimiento más modesto y reducir el tamaño de cada ración. Con esta idea inauguró un pequeño local en la calle Libertad al que llamó Bocaíto en honor a la dimensión de las porciones que ofrecía.

Además de esta visión vanguardista, otros dos factores contribuyeron a su éxito son la incansable búsqueda por todo el territorio nacional de productos que no se podían conseguir en Madrid (jamón ibérico de bellota, acedías, angulas, aguacates…) y la elaboración de los bocaítos al momento y a la vista de los clientes. Esta pionera cocina a la vista surgió como consecuencia de la falta de espacio en el local inicial, donde solo se contaba con una barra para hacer el trabajo y despachar. Actualmente, Paco y Chris Bravo –la tercera generación de una saga familiar que ha capitaneado este espacio durante más de 50 años–  se encuentran al frente del negocio.

BOAITO (18)

Ya sea en la barra o en uno de los cuatro salones, visitar Bocaíto es una oportunidad para conocer de primera mano dónde se idearon y se empezaron a despachar las primeras tapas (bocaítos) de Madrid.

Les aseguro que yo lo he probado y “Luisito” es adictivo… o te gusta o no te gusta. A mí me encantó, y es más, es un picante largo e intenso como un buen vino, que no te embota sino que te calienta el paladar.

 

Restaurante Bocaíto 

DirecciónCalle Libertad, 6, 28004 Madrid

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Translate »