Suscribirse: Artículo | Comentarios

Recordando el vino rancio

Por Orang Merah. Ingeniero de Minas

La memoria son los recuerdos novelados

gastroystyle---vinorancio---003

Las damas inglesas tienen el té de las 5, que escancian desde preciosas teteras de porcelana, acompañándolo de sándwiches de queso fuerte, de pepinillos, de apio, pastelitos, scones (bollitos con nata y mantequilla que escandalizarían al “doctor”), pastas, etc. En fin, una bandeja de tres pisos digna de una olimpiada de la merienda.

gastroystyle---vinorancio---004

Las abuelicas de Cariñena, tras una alejada o cercana merienda, tienen su rancio de las 7, alrededor de la mesa camilla, en el que sumergen sus pasticas de manteca.

gastroystyle---vinorancio---005

Posteriormente van al rosario… donde seguramente verán a Dios.

gastroystyle---vinorancio---007

¿Qué ha pasado con los vinos rancios?, ahora que parece que se ha revindicado casi todo.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Translate »