Suscribirse: Artículo | Comentarios

Bodegas Valdelana: Armonías en Sintonía

Por Esther Ramos
Fotos: Esther Ramos

La bodega ha sido galardonada con el Premio Best of en la categoría de Arte y Cultura en 2 ocasiones

image001

Valdelana ofrece mucho más que una vivencia enológica, ofrece un abanico de posibilidades artísticas, musicales y culturales. Fiel a la frase de que el vino es cultura.

image003

Al llegar al Ciego nos recibe el efecto Fohen y pensamos “nos va caer la del diluvio”. La Sierra de Cantabria actúa como barrera natural reteniendo la gran masa nubosa y de aire frío procedente del norte, dejándonos la vertiente sur soleada y  lista para pasar un estupendo fin de semana con la familia Valdelana en su Casa Museo… ¡Mucho más que vino!

image005

La antigua construcción nos sorprende con unas instalaciones que alternan modernidad y tradición. Desde que entramos, nos sentimos custodiados por numerosos ángeles de la guarda en  las nuevas y cómodas habitaciones de su hotel museo. Todo está en sintonía. Poco a poco nos adentramos en su historia, en su entorno y en la privilegiada situación que goza en Elciego cerca de localidades tan reconocidas como Laguardia y Briones.  Disfrutamos una excelente gastronomía que nos transporta a los sabores de la tierra, al igual que sus vinos, que representan la máxima expresión del terroir.

image007

Comenzamos el día con la visita de su museo situado en los bajos del edificio, unos calados de los siglos XV y XVI, con un original recorrido que parte de una muestra de piezas arqueológicas de las antiguas civilizaciones que poblaron La Rioja, para pasar por los elementos típicos de vinificación en la antigüedad, con estancias y piezas de arte intercaladas que no dejarán indiferente al visitante más viajado, para finalizar en un túnel de sentidos, donde podremos acercarnos a los aromas y los colores del vino. Los niños también disfrutarán de ello, dado que su recorrido está planteado de una forma dinámica y variada.

image009

Después del ameno recorrido por su original museo, comenzamos la cata con un joven roble que ha estado de 4 a 5 meses en barrica, y la primera percepción es: “para ser joven, es un vino muy maduro” y es que la maloláctica en barrica le delata cierta complejidad. Me recuerda a uno de esos temas de Melendi repleto de mensajes tan claros y tan directos como sólo la juventud puede expresar.

El siguiente vino de la gama Agnvs es un crianza del 2015 con un año en barrica de roble europeo (francés, ruso y húngaro). Manteniendo la fruta, con más predominio de tostados y un paso aterciopelado, me acompaña la música de Franco Battiato, con notas joviales pero con más instrumentos.

Pasamos al reserva del 2012 con claros indicios de su antecesor y un tanino más pulido, casi con un recuerdo de regaliz. Aquí me he tomado mi tiempo y he ido a buscar una melodía de Caetano Veloso, con sus pausas y sus tiempos, con sus ritmos y sus notas especiadas.

Y llegamos a Centum Vitis Reserva del 2008, procedente de viñedos de 70 años. Donde la fruta ya ha madurado, la madera ha quedado suave como la seda, y los tostados y especias son recuerdos sutiles en el paladar. Quizá, las pequeñas láminas de oro que le acompañan, me han llevado a esa “rubia de oro” y su “Total Eclipse of the Heart” que sonaba en mi niñez.

image011

Cambiamos de tercio y saboreamos un par de blancos nada habituales por la zona, aunque el consejo regulador autoriza hasta ocho variedades blancas, la Malvasía siempre la tenemos más identificada con las islas afortunadas. El primero pertenece a la colección Familia Valdelana y de joven elaboración, nos deja marcada la presencia de fruta, con la misma intensidad en nariz que en boca, vivo y rítmico, no podía ser de otra manera, me recuerda a Tom Jones. El segundo blanco, también malvasía, pero en este caso fermentado en barrica y sobre finas lías durante 4 meses, pertenece a la colección Agnvs. Aquí la fruta se muestra más tropical, conservando una acidez suave y fresca, nada amaderado, con volumen y largo postgusto. Y en esta ocasión, ¿quién hay que sea más tropical, más viva y con más ritmo que Celia Cruz para acompañar este vino?

image013

Y ahora sí, después de la cata, ¡pasamos un autentico día de campo! Nos hemos trasladado al viñedo, y es que desde aquí la perspectiva es mucho mejor. En los últimos años, la familia Valdelana, en su afán por preservar la belleza del paisaje local, ha ido adquiriendo los pequeños terrenos que rodean uno de los meandros del Ebro, ofreciendo una vista y un paisaje realmente hermoso, que nos invita a abrir cada poro de nuestra piel y mimetizarnos con el entorno.

image015

Disfrutamos de una sesión de pintura con vino hecha por un artista local, y es que como dije al principio, Bodegas Valdelana es una de las mejores muestras en fusionar Arte y Cultura con el mundo del vino. Paseamos por sus viñas donde nos muestras una variedad traída desde Israel que según estudios científicos, podría haber sido la uva utilizada en tiempos del rey David, e incluso en la última cena de Jesús: Marawi. Como aún es una recién llegada a su nueva morada en la Rioja, debemos esperar dos años para poder saborear su vino. Yo ya lo tengo apuntado en la agenda para el 2020! Pero además de la Marawi y las variedades autóctonas, disponen de una plantación de hasta 130 variedades, con lo que durante todo el año se pueden organizar catas, abajo petición, de cualquiera de estas uvas. Todo un disfrute para los apasionados de la enología.

image017

Una vez que os he descrito los vinos y os he descrito el viñedo, ¿de qué mejor manera se puede disfrutar una comida en un día de campo como el de hoy? Lo habéis adivinado, “una auténtica barbacoa sobre sarmientos”, todo ello precedido de un suculento puchero de patatas a la riojana y unas piparras de la zona, eso sí, todo ello con vinos de Bodegas Valdelana…

image019

Pero aún no hemos terminado, dentro de su oferta de arte y cultura, por la tarde visitamos el Dolmen la Chabola de la Hechicera, de unos 5.000 años de antigüedad, incluido en una ruta de 9 dólmenes de fácil acceso y cercanos en la zona, lo que hace aún más atractiva la visita para disfrutar unos días sin prisa.

image021

Y una necrópolis de la edad media dónde nos volvemos todos un poco “arqueólogos” intentando descifrar los mensajes que nuestros antecesores han dejado grabados en las piedras. “Nuestro pasado, nuestro presente”. Actividades de interés para todas las edades.

image023

Cae la tarde y subimos a los viñedos a ver la puesta de sol, que no os voy a describir (tendréis que verla por vosotros mismos), donde la familia nos ha preparado una cena ligera amenizada con música en un ambiente íntimo y festivo. Y es que cualquier propuesta artística-musical tiene cabida en este entorno natural, donde podemos celebrar desde una reunión de amigos a una gran fiesta. Todas al final, serán armonizadas con música y cómo no, con su amplia colección de vinos.

image025

Tenemos reservado para el final el plato fuerte. Al caer la noche se nos brinda la oportunidad de hacer un Maridaje con las Estrellas. Las condiciones son óptimas. Luna nueva que nos permite ver el cielo con mayor nitidez y ninguna nube se interpone entre nosotros y el universo, mientras saboreamos algunos vinos armonizados con cada constelación y su música. ¡Todo ello a la luz de las copas!

image027

Al igual que todo tiene su principio y su fin, llega la hora de despedirnos hasta la próxima. No en vano, hemos comprobado el compromiso de esta Bodega con su entorno, con la cultura y con una oferta variada y original de enoturismo en la zona para todo tipo de público.

image029

¡Enhorabuena Familia! Empezásteis este proyecto en 1.583 y esperamos poder seguir disfrutándolo con vosotros, al menos durante los próximos 1.583 años.

image031

www.bodegasvaldelana.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Translate »