Suscribirse: Artículo | Comentarios

Emilio Carcur, fundador de Thaï Garden 2112

Texto: Ana Sastre. Fotos: Agencia

La cara oculta de Emilio Carcur, fundador de Thaï Garden 2112, un auténtico dandy con un talento innato para crear magia y hacernos viajar a Tailandia sin necesidad de coger un avión

PERFIL

Un espíritu libre. Un carisma especial. Enigmático. Seductor. Emilio tiene una personalidad que engancha. Posee un don genuino para hacernos soñar. Su restaurante, Thaï Garden 2112, ubicado en Arturo Soria es mucho más que una muestra de gastronomía exquisita… es sencillamente una filosofía de vida.

Gastroystyle: ¿Cómo surge la idea de crear el primer Thaï Garden 2112 de Jorge Juan?

Emilio Cancur: Soy un enamorado de Tailandia y durante mis viajes me di cuenta que en The Blue Elephant el público era mayoritariamente extranjero. Muchos italianos visitaban ese restaurante del que guardo un recuerdo muy especial. De ahí que intuyera la necesidad de introducir la cocina Thaï en los países mediterráneos… Barajé varias posibilidades: Italia, Portugal, España. Finalmente, decidí iniciar la aventura en Madrid ya que consideraba que se trataba de la ciudad más cosmopolita y con sede de todos los organismos relevantes… y aquí sigo… creando ilusión y transmitiendo la esencia de la auténtica cocina tailandesa después de 25 años.

G.S: ¿De dónde sacas la inspiración?

De los viajes, de las experiencias, de las vivencias y momentos. Es un juego en el que participan los cinco sentidos: olores, sabores, música, imágenes a través de una decoración muy cuidada, palpar la esencia de Asia …

G.S: ¿Qué quieres transmitir a tus clientes?

E.C.: Magia. Ilusión. Momentos. Mi reto consiste siempre en que cada vez que visiten Thaï   Garden 2112 sea como la primera vez. Me gusta sorprender y cuidar los detalles. La puesta en escena… como si se tratara de una auténtica obra de teatro. El atrezzo es muy importante al igual que seducir al cliente en cada visita para lograr crear un vínculo emocional. Por ese motivo sigo emocionándome cuando vuelven las parejas que han sellado su amor en Thai Garden 2112… declaraciones, pedidas de mano… cada historia es única y es importante transmitir ese protagonismo.

G.S.: Háblame de la trayectoria de Thaï  Garden 2112…

E.C.: Jorge Juan, Paseo de la Habana, Arturo Soria… nunca dejo de crear. Disfruto sorprendiendo a mis clientes, mimando cada detalle: flores, música, ambiente. Todo suma y cada detalle cobra protagonismo para que comer o cenar en Thaï Garden 2112 sea mucho más que una sucesión de platos. Mi objetivo es siempre que se disfrute la experiencia con los cinco sentidos…

G.S.: Constantemente reinventándote y sorprendiendo… ¿nos puedes adelantar algo de tus proyectos de futuro?

E.C.: El factor sorpresa es parte de la magia. Sencillamente adelantaré que próximamente habrá novedades ya que me gusta la creación y reinventarme constantemente. Creo que es fundamental que un restaurante esté continuamente esforzándose para sorprender a su público y mejorar día a día… y eso es precisamente en lo que estamos trabajando en estos momentos. Un nuevo proyecto. Algo muy especial y exclusivo… que muy pronto podréis descubrir.

G.S.: ¿Si no te hubieras dedicado a la restauración dónde estarías ahora?

E.C.: Es difícil saberlo. Complicado echar la vista atrás a día de hoy… Es algo que no me planteo.

G.S.: Poca gente conoce tu faceta solidaria… Háblame un poco de esa parte de tu vida.

Pues visito semanalmente un centro penitenciario como voluntario y me gusta colaborar en todas las propuestas solidarias que me surgen siempre que puedo ya que se aprende mucho y es muy enriquecedor. Además, tengo muy lejos a mi familia y me gusta dedicar tiempo a ayudar a gente que lo necesita aunque en realidad, en la mayoría de los casos, son ellos los que me ayudan a mí. Son experiencias muy gratificantes que te aportan una perspectiva de la vida muy distinta y te ayuda a enfocarte en lo que realmente es importante. 

Conociendo a Emilio Carcur…

  1. Un plato: Uno para cada ciudad y para cada país. No tengo un plato predilecto ya que considero que hay que tener un paladar abierto para poder disfrutar plenamente de la gastronomía.

  2. Una ciudad para vivir:    Culturalmente: Es la vieja Europa en América. Socialmente: costumbres de un pueblo vestido de gran ciudad, ingenua y curiosa,   rodeada de naturaleza extrema y aire puro. Agua, mucha agua.

  3. Un destino para perderte:  Soy un enamorado de la Polinesia…

  4. Un día perfecto:  En realidad el 24 de diciembre. Siempre he cerrado mis restaurantes ese día y disfruto de una increíble tranquilidad sabiendo que todo el mundo está bien mientras yo estoy tranquilo en casa en compañía de mis perritos.

  5. Un vicio confesable: Me encanta seducir… siempre con clase, con elegancia y con educación pero reconozco que el juego de la seducción es un vicio que no puedo evitar.

  6. Un color: El azul.

  7. Un libro: El Principito.

  8. Una canción: Tengo una canción para cada día, para cada momento.

  9. Si pudieras pedir un deseo… Disfrutar de paz y tranquilidad.

Emilio Carcur se hace notar. Destaca siempre con un halo de espiritualidad y una elegancia innata que resulta embriagadora. Conversar con él es una auténtica delicia. Brillante. Inteligente. Con un gran corazón. Un auténtico placer poder disfrutar de su amena y adictiva dialéctica que siempre nos deja con ganas de más… Y nos deja con la intriga de cómo reaparecerá próximamente Thaï Garden. Un verdadero misterio que sin duda no nos dejará indiferentes y mantendrá toda su esencia superando lo presente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Shares