Suscribirse: Artículo | Comentarios

Más de 100 vinos naturales este sábado en Madrid

  • 14 viñadores independientes de 10 provincias españolas presentan más de 100 vinos naturales en el barrio de Lavapiés



1

Iván y Ana Gratias (Bodegas Gratias) cultivan en La Manchuela, comarca situada entre la llanura albaceteña y la serranía de Cuenca, limítrofe además con la denominación Utiel-Requena. Sus vinos éticos proceden de la tinta Bobal, una de las variedades de uva más cultivadas en España al tiempo que gran desconocida; la blanca Tardana, que se vendimia después de los tintos; y la tinta Pintailllo o Pintailla, en peligro de extinción.

2

y mediterránea

Hijo de payeses del Alto Penedés, el ingeniero agrónomo Rubén Parera (Celler Finca Parera) reconvierte la herencia vitivinícola de su padre Jordi en agricultura biodinámica. En su viñedo combina las uvas foráneas Merlot, Cabernet Sauvignon, Gewürztraminer y Chardonnay con otras autóctonas, como la Xarel·lo y la Sumoll, en su día la más extendida de la zona. Juan Pascual (Viña Enebro) cuida la Monastrell en su finca Llano Rubio de Cehegín, noroeste de Murcia. La fermentación con levadura autóctona genera unos tintos pigmentados de ribetes violáceos.

3

Personas

Al igual que las cervezas artesanas, el vino natural representa “una rebeldía frente al consumo industrializado”, señala Luis Vida. Su distribución se basa en el trato directo del viticultor con su público, “huye del glamour y la exclusividad”. Durante sus ferias los viticultores presentan los vinos que ellos mismos cultivan y fermentan, sin distribuidores o bodegas intermediarias. “No son ferias de vinos y etiquetas, sino de personas”, puntualiza Javier Vázquez, gerente de La Caníbal.

“Los vinos naturales anticipan la nueva manera de consumir el vino”, añade Carlos Campillo. MalaUva viene a continuar la Fiesta de la Uva que desde 2010 Carlos Campillo organizaba en el antiguo Le Petit Bistrot. “Su introducción en el circuito comercial requiere un cambio de mentalidad de los hosteleros y un proceso de formación del personal”, añade este precursor de la cultura del vino natural en Madrid, muy querido por todos los viñadores.

La elaboración del vino natural es limpia. El tratamiento de la viña y la fermentación no emplean ningún agente químico. “Se obtiene lo mejor de la uva, a partir del respeto a la temporada, el viñedo, a los viñadores y al cliente final”, concluye Carlos Campillo.

Cada vino natural recrea la personalidad del viticultor, en conexión directa con la uva y su viñedo. Refleja una forma de vida, basada en el amor al buen comer y beber, en un consumo tan responsable como sostenible.

  • Sábado 27 de octubre – de 12:00 a 20:00

  • La Caníbal – Argumosa, 28 – entrada 10€

  • Gredos, El Bierzo, Penedés, Segovia, Toledo…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Translate »