Suscribirse: Artículo | Comentarios

Técnicas para eliminar las varices

Las varices son un problema que preocupa a millones de mujeres en todo el mundo y, en menor medida, a los hombres; no obstante, existen algunas técnicas que permiten eliminarlas por completo

En España, más de medio millón de personas padece de varices, una insuficiencia venosa cuya causa se atribuye, en gran medida, a la debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad dificulta el retorno de la sangre al corazón, de manera que ésta se acumula, aumentando la presión y generando pérdida de elasticidad en las venas. Así, las venas se vuelven más largas y anchas, y serpentean por debajo de la piel para poder ajustarse al mismo espacio que ocupaban antes del cambio.

La herencia genética, permanecer mucho tiempo de pie, la obesidad, el sexo (más frecuentes en mujeres), los anticonceptivos (producen retención de líquidos), el avance de la edad, el embarazo o la falta de ejercicio contribuyen a la aparición de varices en personas con predisposición constitucional.

El Dr. Javier Rangel Gomes, médico estético de Clínica FEMM, aclara que “las varices son antiestéticas pero, además, pueden estar acompañadas de dolor y sensación de cansancio en las piernas, de pesadez, debido a las deficiencias de riego.” Muchas personas con varices presentan también arañas vasculares: los capilares que actúan como puente entre las arterias y venas, se agrandan.

Los problemas que generan las varices en la salud de la persona pueden ser leves o muy dolorosos:

  • Se pueden producir calambres en estado de reposo; por ejemplo, por las noches.

  • Se presentan cambios en el aspecto de la piel, que se vuelve seca y escamosa

  • Se crean úlceras varicosas causadas por la propia persona al rascarse, que son dolorosas y se infectan con facilidad.

  • Puede haber hemorragias por la ruptura de las venas varicosas. O trombosis de las venas varicosas, que causan dolor localizado.

  • El embolismo pulmonar podría ser una complicación causada por las varices, pero es poco frecuente.

Afortunadamente, existen diferentes tratamientos ambulatorios que eliminan las varices y que generalmente no requieren anestesia:

  • Escleroterapia líquida o con microespuma: el esclerosante se inyecta directamente dentro del vaso. “Esta sustancia irrita el epitelio y provoca un espasmo que consigue que las paredes se peguen, eliminando por completo la variz”, añade el Dr. Rangel. Es una técnica muy eficaz en la eliminación de varices más grandes.

  • Laser percutáneo: la luz láser produce un efecto de fototermólisis sobre la pared de la vena, lo que genera su cierre y la formación de un cordón que posteriormente se reabsorbe.

  • Técnicas ablativas: estas técnicas emplean distintos tipos de energía conducida mediante un catéter o fibra especial que se introduce en el interior de la vena safena a través de pequeñas punciones a nivel del tobillo o de la rodilla, sin necesidad de dar cortes y guiado por ultrasonidos. Cuando se activa la fibra, ésta libera calor dentro de la luz venosa dañando la capa interna (endotelio) y produciendo una oclusión total del vaso enfermo. Dentro de las técnicas ablativas se cuenta con la radiofrecuencia, el láser endovenoso y el vapor de agua.

Ninguno de los tratamientos de varices es curativo, las varices pueden seguir apareciendo a lo largo de la vida. Lo que sí es cierto es que los tratamientos no aceleran la aparición de nuevas varices y que las varices que ya se han cerrado no se vuelven a abrir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Shares